El libro más asombroso

 

 

Nunca ha existido otro libro como este, sus características únicas lo hacen un libro tan especial que nadie debería perdérselo. Aunque tan antiguo su relevancia permanece intacta hasta hoy. A logrado penetrar en todas las culturas, ha sido traducido a mas de 2000 idiomas, es el libro de mayor venta que jamás haya existido. Existen más copias antiguas escritas a mano que de ningún otro escrito antiguo. Considerado el primer libro de importancia impreso en el mundo por Gutenberg.

Por si todavía no lo descubriste estamos hablando de la Biblia, pero ¿qué lo hace un escrito tan especial?. En esta sección responderemos estas y otras interrogantes acerca de la Biblia y sus llamativas características.

¿Que clase de libro es la biblia?
¿Que clase de temas trata la biblia?
¿Cuál es el tema central del libro?
¿De qué manera han verificado los descubrimientos arqueológicos la veracidad de la Biblia?
¿Por qué debería leer la biblia? ¿Cómo comienzo?

¿Que clase de libro es la biblia?

En verdad es un compilado de 66 libros escritos por unos 40 autores, quienes escribieron desde tres continentes diferentes: Asia, Africa y Europa; pertenecieron a distintos ámbitos, hubo pescadores, reyes, pastores, también un político, un doctor, un cobrador de impuestos y un sabio rabínico entre muchos otros. Produjeron los escritos en lugares tan distintos como: desiertos, prisiones, viajes e islas a lo largo de 1.500 años. El estilo de literatura que presenta la Biblia también es muy variado; hay prosa, poesía, historias, parábolas, canciones y epístolas.

La Biblia se divide en dos partes principales: El antiguo testamento que contiene 39 libros y nuevo testamento que contiene 27. El punto de división es el nacimiento de Jesucristo.

¿Que clase de temas trata la biblia?


Los temas son muy variados, pero principalmente las escrituras se presentan como la palabra de Dios para la humanidad, el plan que Dios tiene con los hombres.
Relata en el primer libro (génesis) como creo Dios todas las cosas y como fue el comienzo de la civilización.
Desde este ángulo se pueden ver en las escrituras bíblicas quien es Dios, la creación de todas las cosas, como el hombre se desarrolla, como se equivoca y como puede volver al plan diseñado originalmente para el mundo. Queda claro que el ser humano es la especial creación de Dios.
Además, encontramos variados relatos que ponen al descubierto como es el corazón del hombre con sus traiciones, pasiones, amor, pecados, celos, reconciliaciones, rebeldías, nobleza, perversión; y como Dios ve o intervino en cada situación. En la biblia se ven hombres y mujeres comunes, que reaccionan y se desenvuelven como lo podría hacer cualquiera de nosotros.
Podemos encontrar por ejemplo en el libro de los proverbios la sabiduría divina expresada por el rey salomón con consejos prácticos para el diario vivir que involucran todas las áreas que abarcan nuestras vidas.
Para mas detalles leer el tema: “¿Por qué debería leer la biblia? ¿Cómo comienzo?.”


El contenido de las escrituras bíblicas traspasa barreras geográficas, culturales e históricas. Si bien sus escritos son antiguos la sabiduría que transmite fue, es y será inalterable para el ser humano, puesto que las edades y las eras han cambiado, las ciencias han avanzado, las políticas y las culturas pudieron haber modificado un poco su forma externa pero la esencia del hombre sigue siendo la misma. Por eso es que se aplican naturalmente las enseñanzas bíblicas en la actualidad. Nos son más que útiles para nuestra vida diaria.

¿Cuál es el tema central del libro?

Si hay un mensaje claro en sus páginas es que Dios es amor y esta interesado en ayudarnos. En resumen Dios creo al hombre para compartir todo con él formando una gran e inmensa familia. El problema es que no todos desean esto, sino que se le da la espalda a la bondad de Dios. Si bien el hombre fallo y se desvió Dios trajo salvación para este problema. En el libro de Eclesiastés de Salomón dice: “Lo que si he llegado a entender es que Dios nos hizo perfectos, pero nosotros lo enredamos todo.” (Ec. 7:29) Tal vez alguien se puede preguntar: ¿Y Dios donde está, que hace y que hizo por nosotros? y la respuesta esta en San Juan 3:16-17 “Porque tanto amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito (Jesucristo) para que todo aquel que en el crea no se pierda sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.” Jesús fue la personalidad mas sobresaliente de todos los tiempos y aun así fue rechazado y los hombres lo crucificaron, aunque también fueron muchos los que creyeron en él y aun hoy sigue sucediendo lo mismo. Esta en nosotros aceptar la respuesta de Dios para recibir su amor o no. Y la forma es decirle: “Si Señor Jesús, te necesito, ayúdame y dame tu amor, quiero tener tu vida en mi. Perdona todo lo malo que he hecho, recibo tu salvación y la vida eterna. Amen.” Si decidimos rechazar el amor de Dios en este tiempo también lo rechazamos para siempre, si lo aceptamos ahora y seguimos sus caminos también lo haremos para la eternidad.


¿De qué manera han verificado los descubrimientos arqueológicos la veracidad de la Biblia?

A través de los años muchos de los criticismos han sido dirigidos hacia la Biblia para desvirtuar su confiabilidad histórica. Algunos de esos criticismos están basados en la falta de evidencias de fuentes externas que confirmen el registro bíblico. Puesto que la Biblia es un libro principalmente sobre asuntos religiosos, muchos eruditos aducen que no es completamente imparcial y por lo tanto no es confiable a menos que se tengan evidencias extrabíblicas externas comprobables. En otras palabras, en el concepto de los críticos, la Biblia es culpable hasta que se pueda demostrar su inocencia, y la falta de evidencias externas coloca la Biblia en un estado de duda.
La norma utilizada para determinar la veracidad de los registros bíblicos es aplicada de muy diferente manera a la utilizada generalmente con otros documentos antiguos, aún cuando estos, casi siempre, también contienen ciertos elementos de religión. Normalmente todo documento se considera verídico, a menos que las evidencias presentadas muestren claramente lo contrario. Aún cuando no es posible verificar cada incidente de la Biblia, los descubrimientos arqueológicos desde mediados del siglo XIX han demostrado la confiabilidad y la autenticidad de la narrativa de la Biblia. Aquí presentamos algunos ejemplos.


El descubrimiento de los archivos de Ebla en el Norte de Siria en 1970 ha demostrado que lo narrado en las escrituras bíblicas referente a los patriarcas es completamente posible. Algunos documentos escritos sobre tablas de barro alrededor del año 2300 A.C. demuestran que nombres y lugares mencionados en la época de los patriarcas son reales. El nombre "Canaan", nombre que algunos críticos, alguna vez, dijeron que no había sido utilizado en esa época, y que estaba usado incorrectamente en los primeros capítulos de la Biblia, es usado en la tabla de Ebla, . La palabra tehon "tehon" ("El Abismo") en Génesis 1:2 se decía que era una palabra de acuñado posterior, lo cual, según los críticos, demostraba que la historia de la creación fue escrita fue escrita en una época posterior, a la comúnmente aceptada. Sin embargo, la palabra "Tehom" ya formaba parte del vocabulario común en Ebla, el cual era usado unos 800 años antes de Moisés. Las costumbres antiguas mencionadas en las historias de los Patriarcas también han sido encontradas en tablas encontradas en Nuzi y Mari.
En un tiempo se creyó que la tribu de los Hititas fue sólo una leyenda de la Biblia, hasta que su capital, sus registros y archivos fueron hallados en Bogazkoy, Turquía. Muchos pensaron que las referencias a la fortuna de Salomón eran extremadamente exageradas. Documentos rescatados del pasado demuestran que la prosperidad de la antigüedad estaba concentrada en el rey y Salomón y que es completamente posible. Hubo un tiempo en que se rechazó la existencia del rey Sargón de Asiria, tal y como se narra de él en Isaías 20:1, porque el nombre no era mencionado en ningún otro documento. Sin embargo, el palacio de Sargón fue descubierto en Khorsabad, Iraq. El evento narrado en Isaías 20, la captura de Asdod, fue registrado para la posteridad sobre los muros del palacio. Lo que es más, existe un fragmentos de una estela en donde se registra la victoria fue hallada allí mismo, en Asdod.


Otro rey, sobre el cual también existía duda de su existencia, era Belsasar, el rey de Babilonia, quien es mencionado en Daniel 5. El último rey de Babilonia fue Nabonidus, de acuerdo con la los registros históricos. Las tablas encontradas muestran que Belsasar fue el hijo de Nabonidus, quien fungió como co-regente de Babilonia. Así que, Belsasar tenía la autoridad suficiente para otorgar a Daniel convertirlo en "el tercer gobernante del reino" (Daniel 5:16), el privilegio más alto disponible, por haber leído la escritura en la pared. Así que aquí, una vez más nos damos cuenta de la naturaleza de "testigo ocular" que los registros de la Biblia tienen, tal y como lo hacen resaltar los recientes descubrimientos de la arqueología.

 

 

¿Por qué debería leer la biblia? ¿Cómo comienzo?

Cuando recorras las páginas de la Biblia verás que muestran que todas esas afirmaciones son ciertas. Si eres el tipo de persona que se enoja por el sufrimiento que hay en el mundo, en la Biblia encontrarás a otros que sienten lo mismo y algunas claves acerca de lo que Dios quiere hacer al respecto. Si te sientes entusiasmado por Dios, el mundo que él ha creado, y la manera en que influye en la gente hoy, la Biblia puede inspirarte con su cuadro de un Dios poderoso.


O si estás deprimido o confundido y no sabes qué hacer o creer, la Biblia se encontrará contigo aún en medio de todas tus dudas. Te puede mostrar cómo es posible creer en Dios - aún en nuestro loco y complicado mundo.


La Biblia es uno de los libros más vendidos del mundo. Ha sido traducido a más lenguas que cualquier otro libro. Ha pasado la prueba del tiempo. Dos mil años después de los eventos que describe continúa fascinándonos en nuestro mundo moderno. Puede dar vida nueva a todos los que la lean con una mente abierta y de búsqueda.
Espera encontrar:


- Cambio. La meta de la Biblia es mostrarnos un nuevo camino para la vida. Nada menos.
- Guía y ánimo. En nuestra lectura vemos cómo mucha gente ha estado en las mismas situaciones y ha experimentado los mismos sentimientos que nosotros. Ver cómo Dios obró con ellos nos ayuda a ver cómo Dios quiere obrar con nosotros.
- Dios. Una característica común a todos los libros de la Biblia es que nos enfrentan cara a cara con Dios.

No esperes encontrar:


- ¡Santos perfectos! Todo menos eso. La Biblia está llena de gente común que sigue a Dios pero falla como nosotros. Aprendemos de sus errores tanto como de sus logros.
- Iluminación instantánea. Esperamos que todo sea instantáneo, ¡pero la Biblia no es así! Necesitamos esforzarnos para que nuestra mente capte ciertos conceptos. Pero vale la pena.
- ¡Una lectura fácil! No se parece mucho a una novela que leemos de principio a fin. Es más como una revista que leemos poco a poco, a veces para entretenimiento, a veces para información, a veces para guía, y a veces para consuelo.

. Para comenzar

¿Dónde comienzas si vas a leer la Biblia por primera vez?


Puedes leerla como cualquier otro libro - comenzando por el principio y recorriéndola paso a paso. Algunas personas hacen eso. Pero después de unas ochenta páginas te encuentras con las leyes de los primeros Israelitas y es posible que no parezcan muy pertinentes a tu situación del momento.
Aquí hay tres modos mejores de comenzar. Puedes elegir el que te parezca.
Comienza con Jesús
Jesús está en el centro de la Biblia. La primera parte - el Antiguo Testamento - conduce a él. La segunda parte - el Nuevo

Testamento - se centra en Jesús y la vida de sus seguidores. Por lo tanto, la manera más fácil de comprender la Biblia es comenzar con Jesús.
Al comienzo del Nuevo Testamento encontrarás cuatro evangelios que narran el relato de Jesús. (La palabra evangelio simplemente significa buenas noticias). Podrías comenzar con cualquiera de los cuatro evangelios, pero muchas personas sienten que Marcos - el más corto - es el mejor para empezar.
 

Usa un plan de lectura de la Biblia


La Biblia contiene más de sesenta libros escritos por muchos autores diferentes, así que se parece más a una biblioteca de varios libros que a un solo libro. Todos necesitamos ayuda para recorrerla sin perdernos. Un plan de lectura bíblica - que indica un pasaje para leer cada día - puede guiarte. Toma pasajes de diferentes partes de la Biblia y te ayuda a descubrir qué dicen sobre temas tales como el Espíritu Santo, la iglesia, y nuestras actitudes cristianas.

2. Dónde encontrarlo


La Biblia es un libro largo. Una de las primeras y más importantes cosas que debes aprender es cómo recorrerla.
Hojea la Biblia. En la parte superior de cada página encontrarás el nombre de un libro y un número de capítulo. Por ejemplo:


EXODO 19
Recorre con la vista el resto de la hoja. Verás que cada capítulo está dividido en versículos.
Mucha gente cree que los autores originales escribieron los libros de ese modo. No es así. Las divisiones en capítulos no aparecieron oficialmente en una Biblia sino hasta el siglo 13. Se dice que la Biblia fue dividida en capítulos para que los monjes pudieran escuchar secciones de la Biblia de la longitud justa durante sus comidas en la sala capitular - de allí el nombre "capitulo".


Los capítulos han estado divididos en versículos desde 1551 cuando Robert Estienne, un editor de Paris, publicó un Nuevo Testamento presentado así.
Desde entonces los capítulos y versículos han mantenido su popularidad ya que, como un cartel, te ayudan a encontrar precisamente lo que buscas cuando lees la Biblia.
Hemos usado el método común de identificación de una cita bíblica. Por ejemplo:
2 TIMOTEO 3. 10-17


Si hay dos libros con el mismo nombre se los numera 1, 2, etc. O sea que 2 significa que este es el segundo libro llamado Timoteo. Pero, cuidado con los 'Juan'. Hay cuatro libros llamados Juan, pero el primero, el evangelio de Juan, no tiene número.
Este es el nombre del libro. Puedes buscarlo en el índice al comienzo de la Biblia.

3. La Biblia te ayuda


A veces la Biblia tiene las palabras justas que expresan lo que sentimos o nos animan. Aquí hay algunos ejemplos para que explores.
¿El futuro es incierto?
Mateo 6.25-34; Salmo 121
¿Has hecho algo malo?
Salmo 51; Romanos 7.19-25
¿Tentado?
Santiago 1.2-6, 12-15; Salmo 139; Mateo 4.1-11
¿Enfrentando una crisis?
Josué 1.5-9; 2 Samuel 22.2-7
¿Problemas familiares?
Lucas 15.11-32; Efesios 6.1-4
¿Dolido o insultado?
1 Pedro 3.8-17; 1 Corintios 13
¿Enamorado?
Cantar de los Cantares 2.10-14; 8.6-7
¿Con dudas acerca de Dios?
Hechos 17.22-28; Jeremías 29.11-13
¿Quieres conocer la voluntad de Dios?
Miqueas 6.6-8; Mateo 7.7-12
¿Preocupado por el dinero?
1 Timoteo 6.6-12; Lucas 12.13-21
¿Sólo o con miedo?
Salmo 23; Juan 14.15-20
¿Desalentado?
Salmo 130; Romanos 8.31-39
¿Engañado?
Salmo 37; Mateo 5.38-48
¿Quieres ser líder?
Mateo 20.20-28; Juan 13.1-17
¿Agradecido o feliz?
Salmo 103; Crónicas 16.8-11
Cómo orar...
Mateo 6.5-14; Santiago 5.13-18

4. Pasajes famosos

A continuación hay una lista de algunos de los pasajes más conocidos de la Biblia.
Relato de Navidad
Mateo 1,2; Lucas 2
Muerte y resurrección de Jesús
Marcos 14 - 16; Juan 13 - 21
Buen Samaritano
Lucas 10.25-37
Gran mandamiento
Marcos 12.28-31
Padre Nuestro
Mateo 6.9-13
Amor
1 Corintios 13
Nuevo mandamiento
Juan 13.34-35
Hijo "pródigo"
Lucas 15.11-32
Sermón del Monte
Mateo 5 - 7
Salmo del buen pastor
Salmo 23
Diez mandamientos
Exodo 20; Deuteronomio 5.1 - 6.9
Sintonízate con el mensaje
La próxima sección es para quienes quieren obtener una visión panorámica de la Biblia. Todo el relato bíblico - Antiguo y Nuevo Testamentos - se resumen en catorce episodios. Muchas personas sienten que una vez que tienen un concepto general del relato les es más fácil ver la importancia de las secciones individuales.
Junto con este resumen hay otras ayudas para que aprendas a reconocer y entender las diferentes clases de escritos que encontrarás en la Biblia.
1. Resumen del Antiguo Testamento
a. Comprendiendo la Ley
b. Comprendiendo la historia del Antiguo Testamento
c. Comprendiendo la poesía
d. Comprendiendo los Salmos
e. Comprendiendo palabras de sabiduría
f. Comprendiendo los profetas
g. Entre los Testamentos

2. Resumen del Nuevo Testamento

a. Comprendiendo los evangelios
b. Comprendiendo las cartas
c. Comprendiendo el libro del Apocalipsis

1. Resumen del Antiguo Testamento

- Episodio 1 - Los comienzos

Los capítulos 1-11 de Génesis presentan a Dios creando el universo y, en particular, la raza humana. Narran también el triste comienzo del pecado y del sufrimiento en el mundo.
- Episodio 2 - Abraham
En Génesis capítulo 12, dos mil años antes de Cristo, nos encontramos con Abram - un adinerado líder de la comunidad - en Siria. Abram creyó que Dios quería que abandonara su ciudad y que viajara hacia el sudoeste hasta Canaán donde Dios lo haría el fundador de una gran nación.
Obedeció. Y recibió un nombre nuevo, Abraham. Busca el relato en Génesis capítulo 17. Dios dijo que por medio de Abraham bendeciría a todas las naciones.


La familia de Abraham vivió una vida nómade, y adquirió su riqueza con la cría de grandes manadas de ovejas y vacas.
Uno de los bisnietos de Abraham, José, se hizo famoso por ser el consejero del Rey de Egipto. Puedes leer acerca de cómo llegó a este cargo en Génesis capítulos 37-47, pero especialmente en Génesis 41.1-57. Cuando una terrible hambruna azotó Canaán, todos los hermanos de José y sus familias, cada vez más grandes, se mudaron a donde estaba él en Egipto.


- Episodio 3 - Libertad

El libro de Exodo continúa el relato de los israelitas, cuatrocientos años después. Habían ocurrido grandes cambios. Habían llegado a ser esclavos, forzados a construir las grandes ciudades para los nuevos reyes de Egipto (Exodo 1.1-14).
Puedes leer sobre su increíble fuga de la esclavitud bajo el liderazgo de Moisés en Exodo capítulos 4-12. Iban camino a la tierra que Dios había prometido darles.
En el viaje Dios les dio leyes que gobernaran su vida como nación (ver recuadro siguiente). Estas se encuentran en Exodo, Levítico, Números y Deuteronomio que también describen cómo la obstinación y la rebeldía contra Dios hicieron que su viaje durara mucho más de lo que debería - ¡cuarenta años!
a. Comprendiendo la Ley

Los primeros cinco libros de la Biblia son conocidos por judíos y cristianos como la Ley. Contienen tanto la historia inicial de Israel como muchas leyes dadas a los primeros israelitas para regir su vida juntos. Estas incluyen leyes sobre adoración religiosa, disputas públicas, ofensas criminales, cuidado de otros, y vida familiar.
¿Cómo debemos entenderlas?
Algunas son leyes generales, universales, que también se repiten en el Nuevo Testamento. Los Diez Mandamientos son el mejor ejemplo.
Es obvio que otras son específicamente para los primeros israelitas. Pero aún ellas contienen un mensaje para nosotros. Para descifrar su mensaje podemos hacernos dos preguntas:
- ¿Cuál fue el propósito de esta ley para los primeros israelitas?
- ¿Qué nos dice eso acerca de lo que Dios quiere? Y por lo tanto, ¿qué nos dice acerca de cómo debemos comportarnos nosotros?
Busca Deuteronomio 22.8, por ejemplo. El propósito de esta ley era tanto asegurar que la gente estuviera segura, como asegurar que uno no fuera considerado responsable por la muerte de alguna otra persona. Esto muestra que a Dios le importan la seguridad y el bienestar de las personas. Así debería ser con nosotros.

Hazlo tú mismo:
- Busca Levítico 19.9-10 - una ley que aseguraba que los que tenían compartieran algo con los que no tenían. Usa las dos preguntas anteriores para entender cómo puede aplicarse hoy esa ley.
- Si te interesa, puedes buscar un ejemplo de cómo funcionaba esta ley en la práctica, en Rut 2.1-12.

b. Comprendiendo la historia del Antiguo Testamento
Los primeros diecisiete libros de la Biblia, Génesis - Ester, contienen el relato del nacimiento y la vida de la nación de Israel. Los primeros cinco también contienen muchas leyes.
Muchas otras naciones tratan de presentarse favorablemente cuando escriben su historia. Pero los diversos autores que contribuyeron a los libros históricos de Israel muestran tanto los fracasos como los logros de Israel.
Registran las idas y venidas de la nación, y, al hacerlo, muestran cómo los israelitas prosperaban cuando adoraban a Dios y seguían su voluntad, y sufrían cuando olvidaban a Dios. Busca 2 Crónicas 15.1-16.4, y 2 Reyes 17.5-12, por ejemplo.

Un medio para entender la historia del Antiguo Testamento es preguntar:
- ¿En qué momento de la historia de Israel encaja esto?
- ¿Hay algún buen ejemplo que imitar o alguno malo que evitar?

Hazlo tú mismo:
- Busca el relato de Josías que fue hecho rey a los ocho años - 2 Reyes 22.1-23.20.
Este relato ocurre varios años después de una guerra civil que dividió a Israel en dos partes. Empleando las dos preguntas anteriores, observa si puedes aprender algo del ejemplo de Josías.

- Episodio 4 - Asentándose
Se presentan detalladamente los quinientos años siguientes de la historia de Israel (ver recuadro anterior). El libro de Josué describe cómo el sucesor de Moisés enfrenta una dura campaña para ocupar la "tierra prometida" de Canaán. Puedes leer acerca de la caída de Jericó en Josué 6.1-27.
Había tribus hostiles en las inmediaciones, y el libro de Jueces muestra a los israelitas defendiéndose en cuatro invasiones, después de la muerte de Josué. Una serie de "jueces" mantuvo el orden y expulsó a los invasores; pero no lograron unir el país, y los israelitas decidieron que querían un rey.

- Episodio 5 - Tres reyes
El primer rey, Saúl, fue valiente y eficaz; pero también era celoso y cruel a veces. David, que sucedió a Saúl, también tuvo sus faltas, pero se lo consideró el mejor rey que jamás tuviera Israel. Lee acerca de él de 1 Samuel capítulo 16 a 1 Reyes capítulo 2. Fue un líder excelente. Como comerciante internacional trajo riqueza y nuevas ideas a su país. Fortificó la capital, Jerusalén; y allí construyó un palacio, unificando así al país. Pero lo que más quería hacer David era adorar a Dios. Trazó los planos y preparó el sitio para el gran templo de Dios.
Luego de la muerte de David, su hijo Salomón construyó el Templo. Puedes leer acerca del mismo en 1 Reyes 8.14-21. Salomón fue famoso por ser un líder sabio.

c. Comprendiendo la poesía
Hay dos grandes poemas en la Biblia - Job y Cantar de los Cantares. Aunque no son poemas como algunos esperan - no tienen rima ni ritmo obvio - sí están escritos en el estilo poético de aquel tiempo.
Job narra el relato de un hombre que sufre mucho pero cuya fe en Dios se mantiene firme. Cantar de los Cantares es un poema de matrimonio o amor.
Como la poesía moderna, pueden ser hermosos al oído pero a veces difíciles de entender. Además, como con la poesía moderna, sacamos el mayor provecho de los poemas si los leemos en su integridad, no importa cuán largos sean.

Hazlo tú mismo:
- Lee Job 3.2-19 y Cantar de los Cantares 2.16-3.5. Estos dos pasajes reflejan dos sentimientos humanos extremos - desesperación y amor. Luego pregúntate:
- ¿Por qué me parece que este pasaje fue incluido en la Biblia?
- ¿A veces me siento como se siente la persona que habla?

d. Comprendiendo los Salmos
Los Salmos son el equivalente para los judíos de nuestros himnos modernos. Expresan los pensamientos y sentimientos de la gente hacia Dios. Por ejemplo:
Lee el salmo 51. Este salmo es como una oración privada o una "confesión" a Dios, aunque puede cantarse en público. El que habla está lleno de tristeza por haber defraudado a Dios.
Lee el salmo 150. Este es mucho más como un coro de adoración, escrito para ser usado en los cultos del Templo.
Una manera de entender cualquier salmo es sentir las emociones que expresa el autor.


Preguntas útiles son:
- ¿Cuál es el estado de ánimo expresado? ¿Qué están sintiendo los autores? ¿Están alegres, tristes, llenos de adoración, deprimidos?
- ¿Me siento así a veces? En esos momentos puedes usar los salmos como tus propias oraciones a Dios. Usando sus palabras puedes expresar a Dios lo que sientes. Y a menudo los salmos te levantarán el ánimo o te sacarán de una depresión mientras alabas a Dios y compartes tus sentimientos con él.
Hazlo tú mismo:
- Usa las dos preguntas anteriores para explorar las emociones expresadas en el Salmo 70 - una pedido de ayuda.

e. Comprendiendo palabras de sabiduría


Los libros de Proverbios y Eclesiastés son llamados de "sabiduría" o de "dichos sabios". Los Proverbios son una colección de enseñanzas acerca de lo que hará la persona sabia en ciertas situaciones. Muchos de los temas son pertinentes para nosotros hoy - amistad, trabajo, vida familiar, uso de palabras, nuestra responsabilidad de cuidar a otros. Puedes buscar algunos de ellos en Proverbios 13.20; 10.4; 20.28; 29.15; 12.18; 29.7.
El Eclesiastés contiene los pensamientos del "filósofo" que reflexiona sobre cuán breve y sin sentido puede parecer la vida. Los dichos pueden ser deprimentes y negativos. Pero la verdad es que el hecho de que este libro esté en la Biblia puede animarnos porque nos muestra que Dios no nos rechaza aún cuando pasamos por tiempos de duda, confusión, o depresión. En realidad estos sentimientos pueden ayudarnos a conocer más a Dios.
Preguntas útiles para responder son:
- ¿Me ayudan estas palabras a saber qué es lo bueno en una situación que enfrento en el trabajo, en casa, en el colegio? Algunas lo harán; otras, no. Como son consejos muy específicos no podemos esperar que todos se apliquen a nosotros en este preciso momento.
- ¿Hay otros versículos sobre el mismo tema?


Hazlo tú mismo:
- Busca esta amplia gama de versículos sobre el tema de las riquezas:
Proverbios 3.9,14; 10.2,3,22; 11.4,5,16b,24,25,26,28; 14.20,31; 15.6,27; 19.1,4; 21.30.
- O busca las opiniones del autor de Eclesiastés sobre el trabajo y las riquezas en el capítulo 4.4-6.


Salomón aumentó aún más la riqueza y la influencia del país. Pero comenzaban a gestarse disturbios. Rehoboam, el malgeniado hijo de Salomón, dividió al país en dos; y las "tribus" del norte formaron una nación separada (1 Reyes 12.1-20).
Hasta ahora, como muestra este resumen, los libros de la Biblia siguen un orden cronológico. Ahora el asunto se complica porque los libros de la segunda mitad del Antiguo Testamento no lo hacen. En el medio están los libros de Job, Proverbios, Cantar de los Cantares; Salmos, Proverbios y Eclesiastés. Estos no pueden ubicarse históricamente en el resumen. Los últimos diecisiete libros - los Profetas - van lado a lado con el relato narrado en los libros históricos.


- Episodio 6 - Una nación dividida

El desdichado reino del norte, llamado Israel, duró doscientos años - descrito en 1 Reyes 12 a 2 Reyes 17. La verdadera adoración a Dios casi desapareció. ¡Hasta fue ilegal bajo el Rey Acab! Y había mucha desigualdad social, denunciada por profetas como Amós y Oseas. Al final, la capital, Samaria, fue invadida por los asirios, que llevaron a los israelitas a la esclavitud para no regresar jamás.
Entretanto, el reino del sur, llamado Judea, alternó entre reyes buenos que adoraban a Dios, y otros que lo ignoraban. Puedes buscarlos en 2 Reyes 18-25. Dos profetas, Jeremías y Habacuc, predijeron desastre porque la nación ignoraba a Dios; y en el 587 o 586 a.C. finalmente vino. Los babilonios tomaron Jerusalén y llevaron al exilio a los habitantes. 1 y 2 Crónicas también relatan esto.


- Episodio 7 - Exilio y regreso

Los profetas Jeremías y Ezequiel aseguraron que Dios no había terminado con su pueblo a pesar de su exilio en Babilonia. Babilonia misma fue conquistada cincuenta años después. El nuevo rey, Ciro, inició una política que permitió a los israelitas regresar a Jerusalén. Busca Esdras capítulos 1-6 y los libros de los profetas Hageo y Zacarías, que describen la reconstrucción del Templo en el 516 a.C. Sesenta años más tarde Nehemías describe la reconstrucción de las murallas de Jerusalén en

Nehemías capítulos 1-6.

El pueblo de Dios había regresado. Tenían su propio Templo y su ciudad fortificada. Se reinició la adoración en el Templo.

f. Comprendiendo los profetas

El profeta es alguien que recibe y comunica un mensaje de Dios. Por eso no es sorprendente que en la Biblia haya tantos.
Los diecisiete libros de los Profetas se encuentran al final del Antiguo Testamento, de Isaías a Malaquías. Como hemos visto, esto no significa que sus relatos vengan después de la historia del Antiguo Testamento - ambos corren lado a lado. El primero de los diecisiete profetas, Amós, predicó en el 770 a.C. - aproximadamente en el tiempo de 2 Reyes 15.1-6.
Dios habló por medio de toda clase de profeta; y la profecía se refiere a muchos aspectos de la vida. Hay tres preguntas particulares que pueden ayudarnos a comprender los profetas:
- De acuerdo al profeta ¿qué es lo que está mal en su sociedad?
Busca Jeremías 2.20-25. ¿Cuál es el desafío de Jeremías a la gente?
- ¿Hay instrucciones específicas para los oyentes?
Busca Hageo 1.1-8. ¿Puedes descubrir a qué sucesos específicos se aplican las instrucciones?
- ¿El profeta está anunciando algo acerca del futuro?
¿Qué dice Isaías 26.1-6 acerca del futuro?
En nuestra sociedad moderna frecuentemente tenemos las mismas fallas que la gente a la cual hablaba el profeta. Habiendo considerado estas preguntas, pasa a explorar cómo las palabras del profeta se aplican a nosotros hoy.
Hazlo tú mismo:
- Usa las tres preguntas anteriores para explorar Isaías 58.1-12.
- ¿Hay situaciones en las cuales nosotros mostramos todas los elementos externos de la adoración a Dios, pero por dentro lo ignoramos, o veces en que nuestra adoración a Dios es hueca y vacía? ¿Qué sugieren las palabras de Isaías que deberíamos hacer nosotros al repecto?

g. Entre los Testamentos

Hay un salto de más de cuatrocientos años entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Durante este largo tiempo la nación reconstruida de Israel estuvo bajo el poder de los persas, luego de los griegos, y, finalmente, de los romanos.
Ya para los tiempos de Jesús era un país desdichado. Como era parte del poderoso Imperio Romano había tropas romanas destacadas por todos lados. El rey oficial de Judea, Herodes, era temido y despreciado. La gente rememoraba el Antiguo Testamento. Veían predicciones de un liberador nacional, el Mesías, que algún día aparecería; y deseaban que lo hiciese ahora.
En este contexto llega Jesús.

2. Resumen del Nuevo Testamento

- Episodio 1 - Nacimiento de Jesús

Jesucristo nació en Belén, pero se crió en un pueblo del norte, Nazaret, cerca del Lago de Galilea. Los escritores de los evangelios (ver recuadro anterior) dicen muy poco acerca de su crianza. Más o menos en el 27 DC Juan el Bautista comenzó a predicar diciendo que por fin venía el Mesías. Busca Marcos 1.1-8. La tarea de Juan era la de preparar el camino para él.

- Episodio 2 - Jesús en público

Jesús vino a Juan y le pidió que lo bautizara. Los evangelios narran cómo, en su bautismo, el Espíritu de Dios preparó a Jesús para el trabajo que debía hacer. Luego de un período de fuertes tentaciones descritas en Lucas 4.1-13, Jesús comenzó a enseñar, a sanar a los enfermos, a expulsar demonios. La gente quedó anonadada por el poder y la autoridad de sus acciones - ver Mateo 7.28-29.
Jesús no habló abiertamente de sí mismo como el Mesías, pero sus seguidores más cercanos llegaron a entender quién era. No entendieron, sin embargo, cuando les explicó que no sería un líder militar o político y cómo iba a morir (Mateo 16.21-28).

- Episodio 3 - Muerte de Jesús


En su último viaje a Jerusalén Jesús fue arrestado por los líderes religiosos quienes objetaban sus enseñanzas y su popularidad. Sus discípulos quedaron desolados. Jesús fue arrastrado a un juicio injusto, y entregado a los romanos para ser crucificado. El gobernador romano lo creyó inocente de todo crimen pero permitió la ejecución. Jesús murió. Fue enterrado un viernes al atardecer.
- Episodio 4 - Retorno a la vida
El domingo siguiente algunos seguidores vieron a Jesús ¡vivo de nuevo! La tumba donde había sido enterrado estaba vacía. Busca el relato en Lucas 24. 1-53. Otros seguidores lo vieron varias veces en los cuarenta días siguientes. De a poco se dieron cuenta que la muerte había sido parte del plan de Jesús. Ahora había probado que aún la muerte no era el fin. Debían llevar esa noticia a todas partes del mundo.
- Episodio 5 - El Espíritu viene
Los Hechos de los Apóstoles comienza donde terminan los evangelios. Seis semanas después de la resurrección de Jesús los discípulos tuvieron una experiencia con el Espíritu de Dios. Busca en Hechos 2.1-13. La primera vez que predicaron públicamente lo que creían acerca de Jesús, tres mil personas se unieron al nuevo movimiento en un solo día. La iglesia creció rápidamente en Jerusalén. Aún sacerdotes se hicieron cristianos.
La comunidad compartía posesiones y dinero. No es sorprendente entonces que las autoridades religiosas se alarmaran. Organizaron una persecución que forzó a los cristianos a huir de la ciudad. Eso, sin embargo, trajo aún más crecimiento. Brotaron grupos cristianos en otros lugares y hasta no judíos comenzaron a ser seguidores de Jesús.

- Episodio 6 - Pablo
Las autoridades religiosas judías en Jerusalén mandaron a Saulo, uno de sus mejores jóvenes, a ocuparse de un grupo molestoso de cristianos en Damasco. Sorprendentemente, él también se hizo cristiano. Lee el relato de su conversión en Hechos 9.1-31.
Hizo tres expediciones de predicación para comenzar iglesias en nuevos países. A pesar de un naufragio, apedreos, azotes, hambre, y cárcel, continúo tenazmente hasta que hubo grupos cristianos fuertes en todas las ciudades claves de la mayor parte de las provincias romanas. Muchas de sus cartas (ver recuadro anterior) del Nuevo Testamento son cartas que escribió a estos nuevos grupos cristianos.

- Episodio 7 - La iglesia crece
El futuro venía con muchos problemas. Habría crueles persecuciones. El último libro de la Biblia, Apocalipsis, (ver recuadro anterior) que anticipa el reinado de Jesús sobre todo el mundo, fue escrito para animar a los cristianos perseguidos. En el transcurso de tres siglos, el cristianismo emergería como la religión dominante del Imperio romano. Hoy es la religión mundial más grande. Como un río poderoso, lo que Jesús comenzó resultaría ser incontenible.

a. Comprendiendo los evangelios
Hay cuatro evangelios - Mateo, Marcos, Lucas, y Juan. Cada uno tiene un acercamiento particular a la vida de Jesús. Por ejemplo Lucas, que escribió tanto Lucas como Hechos, dice que su objetivo al escribir es investigar cuidadosamente todos los relatos y recuerdos acerca de Jesús (ver Lucas 1.1-4). Consultó con los que habían conocido personalmente a Jesús y luego anotó, tan precisamente como pudo, lo que Jesús había dicho y hecho.
Lucas era un hombre metódico - médico de profesión, y líder de la iglesia del Nuevo Testamento. Cuando lees su evangelio puedes ver a Jesús a través de los ojos de un historiador - alguien que quiere anotar los hechos y a la vez ayudar a la gente a creer en Jesús. Puedes averiguar en un buen manual bíblico porqué cada autor escribió su libro y para quiénes escribió originalmente.
Un aspecto importante de la lectura de un evangelio es preguntarse:
- ¿Qué enseñanza, o que ejemplo está ofreciendo Jesús?
Mucha de la enseñanza de Jesús es a través de parábolas, pero también usó milagros, palabras, acciones, y discusión para comunicar su mensaje.
Hazlo tú mismo:
- Busca Lucas 4.1-13. ¿Jesús está dando un ejemplo para que sigamos?
- Busca Lucas 6.37-42. ¿Jesús está ofreciendo una enseñanza para que recordemos?

b. Comprendiendo las cartas

Hay veintiún cartas en el Nuevo Testamento. Muchas de ellas fueron escritas para responder a preguntas específicas. Por ejemplo, 2 Tesalonicenses fue escrita para ayudar a los cristianos en Tesalónica a comprender la segunda venida de Cristo. 1 Corintios fue escrita para ayudar a los cristianos de Corinto a saber, entre otras cosas, usar sus dones espirituales (1 Corintios 12-14).
Otras cartas fueron escritas a amigos personales. Filipenses, por ejemplo, fue escrita mientras Pablo estaba en la cárcel, para agradecer a los Filipenses por el regalo que le habían enviado.
Originalmente las cartas habrían sido leídas y discutidas en reuniones de la iglesia; y tenemos certeza que provocaron horas de conversación y discusión mientras la gente intentaba desenmarañar sus enseñanzas.
Cuando leas una carta puede ser útil preguntar:
- ¿Quién la escribió, y porqué?
Un buen manual bíblico puede ayudarte a averiguar esto.
- ¿La situación de los receptores es algo similar a la nuestra?
- ¿Qué podemos aprender de sus consejos?
Intenta siempre leer la carta entera, como leerías cualquier carta recibida de un amigo.
Hazlo tú mismo:
- Lee tú mismo la carta más corta de Pablo, Filemón.
- ¿Qué podemos encontrar acerca de quién escribió la carta y porqué?
- ¿Hay algo que podemos aprender del consejo a Filemón de dar la bienvenida a Onésimo, el esclavo que se había escapado?

c. Comprendiendo el libro del Apocalipsis
El Apocalipsis es casi único en su forma en la Biblia. Es una clase de escrito conocido como apocalíptico (Daniel y partes de Zacarías en el Antiguo Testamento son otros ejemplos de escritos apocalípticos en la Biblia). El Apocalipsis fue escrito cuando los cristianos estaban siendo perseguidos por su fe en Jesucristo. El escritor quiere animarlos.
Casi en su integridad el libro está escrito en un lenguaje de códigos simbólicos que serían comprendidos por los cristianos pero por nadie más.
Es importante concentrarse en el tema principal del libro - que a través de Cristo, Dios finalmente va a vencer a todos sus enemigos, incluyendo Satanás.
Dos preguntas importantes para preguntar aquí:
- ¿Qué está pidiendo Dios a los cristianos en respuesta a este mensaje?
- ¿Cómo muestra esta imagen o pasaje el poder de Dios?
Hazlo tú mismo:
Busca Apocalipsis 2.8-11, dirigido a la iglesia en Turquía. ¿Cómo está pidiendo Dios que los cristianos respondan a este mensaje?
Busca Apocalipsis 5.6-14. ¿Cómo muestra esta imagen el poder de Dios?

Problemas y soluciones

a. Luz bíblica
b. Cristianos en desacuerdo
c. ¿Quién escribió la Biblia?
d. Palabras difíciles
e. Manteniendo la frescura

a. Luz bíblica

A menudo se dice que la guía de Dios a través de la Biblia es como una luz. "Tu Palabra es lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino" (Salmo 119.105). Eso nos ayuda porque nos muestra lo que debemos y no debemos esperar de la Biblia. Una luz no te indica qué camino seguir o cada paso que debes tomar. Simplemente alumbra las cosas para que puedas tomar tus propias decisiones acerca de lo que Dios quiere que hagas.
Asimismo, la Biblia no detalla todo lo que debemos hacer en toda situación. En lugar de eso, nos da principios que, con la ayuda del Espíritu de Dios, podemos aplicar a nuestra situación.
Es emocionante cuando la Biblia cobra vida para nosotros. Pero hay veces en que muchos de nosotros, si somos honestos, tenemos dificultades en comprender y leer la Biblia. Hay preguntas importantes que demandan respuesta. Esta sección considera algunas de ellas. No podemos dar respuestas instantáneas - pero sí podemos ver porqué surgen los problemas, y qué se puede hacer para superarlos.
Pregunta: Ya que nuestro mundo es tan diferente al mundo de la Biblia, ¿no hay cuestiones modernas de las cuales la Biblia no dice nada? Las drogas, por ejemplo. ¿Cómo puede ayudarnos la Biblia si estamos enfrentando un problema de drogas? O las cuestiones del medio ambiente - ¿cómo puede la Biblia ayudarnos a responder a la amenaza masiva de la contaminación ambiental o del desastre nuclear?
A continuación podrás ver cómo podríamos responder a esas preguntas. Pero primero, veamos cuáles son los principios que dirigen el uso de la Biblia para responder a tales cuestiones.

Leyes universales
Ya hemos visto que la Biblia incluye algunas leyes universales generales que son centrales tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Los Diez Mandamientos son el mejor ejemplo. Búscalos en Deuteronomio 5.1-6.9 o Exodo 20. Luego fíjate qué dice Jesús acerca de ellos en Marcos 12.28-34.
Estos mandamientos siempre son pertinentes y proveen una guía clara aún para nosotros hoy. Son reglas prácticas para la vida.

Instrucciones específicas
Dios dio muchas otras instrucciones para situaciones específicas en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento. Observa, por ejemplo, las instrucciones para los hombres recién casados en Deuteronomio 24.5. Los cristianos no afirman que tal ley debe aplicarse hoy. Pero cuando leemos tal ley nos preguntamos qué principio general hay detrás de ella y cómo nos afecta. En este caso podríamos decir que el principio general es que a Dios le importa nuestra relación y por lo tanto quiere que a nosotros nos importe también. Quiere que valoremos nuestras familias, y que las relaciones entre esposos y esposas sean felices y seguras.

Relatos
La Biblia contiene muchos relatos. Vemos cosas de las cuales Dios aprueba y otras de las cuales no aprueba. A veces dentro de un relato oímos a alguien hablar de parte de Dios.
Busca, por ejemplo, 2 Samuel 11.1-12.15. Vemos el desagrado de Dios con las acciones pecaminosas y egoístas de David, y cómo Dios lo confronta con ellas.
Jesús
Jesús vivió como Dios quiso. Por eso su vida provee una guía acerca de cómo deben vivir los cristianos.
Si seguimos a Jesús como modelo:
- Pondremos a Dios primero (Lucas 22.39-44)
- Desarrollaremos un espíritu de perdón (Mateo 18.21-35)
- Atenderemos a las necesidades de las personas que están enfermas o sufriendo (Marcos 7.31-35)
- Nos amaremos los unos a los otros (Juan 13.34-35).
Descubrir los principios que la Biblia provee para guiarnos en cuestiones modernas es una tarea exigente pero apasionante. Puede haber veces en que nosotros estemos convencidos de haber arribado a la conclusión correcta acerca de cómo aplicar esos principios, pero otros no estén de acuerdo con nosotros.
Drogas
La Biblia no dice mucho acerca de ningún tipo de droga. Pero hay algunos principios que pueden ayudarnos a saber cómo reaccionar al uso de diversas drogas por placer. Por ejemplo:
- Un principio general muy claro en el Nuevo Testamento es que Dios no quiere que perdamos eficacia en nuestro servicio a Cristo. Eso nos sugiere que debemos negarnos a abusar de todo tipo de droga que lastime nuestros cuerpos o mentes.
- En este asunto tanto como en cualquier otro debemos ser conscientes de que la Biblia espera que seamos cuidadosos con el uso de nuestro dinero - lee, por ejemplo, 2 Corintios 8 y 9. Mejor que gastar dinero en drogas sería usarlo ayudando a otros.
- ¿Qué dice Jesús acerca de cómo nuestro estilo de vida refleja a Dios? Busca Mateo 5.13-16. La gente debería poder mirar nuestras vidas y, a través de ellas, ser guiada a Dios. ¿Qué efecto tendría sobre otros nuestro abuso de drogas?
Hazlo tú mismo:
- Busca 1 Corintios 8.4-13, un pasaje cuyo propósito era ayudar a algunos cristianos a lidiar con un asunto particularmente problemático que estaban enfrentando en ese tiempo.
El problema se explica en los versículos 4-8. Luego, en el versículo 9 Pablo sugiere el principio sobre el cual basa sus consejos. ¿Cómo puede ese principio aplicarse al uso de drogas hoy?
Cuidado del medio ambiente
Hoy tenemos el poder de destruir la tierra. Todos son conscientes de que esto podría ocurrir en una guerra o un accidente nuclear; pero también puede pasar lentamente a través del abuso indiscriminado de los recursos de la tierra. ¿Qué luz nos da la Biblia?
- La Biblia presenta a la creación entera como el regalo de Dios a la raza humana. Claramente su intención fue que los seres humanos cuidaran y usaran los recursos que les habían sido dados (Génesis capítulos 1 y 2).
- El cuidado de la creación de Dios obviamente implica el cuidado de la gente misma. La Biblia afirma que Dios creó todas las naciones - todas las personas son entonces parte del mundo que él ama. Hay un ejemplo de esto en Hechos 17.26. Debemos cuidar de otros como de nuestros hermanos y hermanas.
- La ley del Antiguo Testamento contiene muchos ejemplos de cuidado de los animales y de otros aspectos del medio ambiente. Busca, por ejemplo, Exodo 23.11-12; Deuteronomio 25.4; Proverbios 12.10; Deuteronomio 23.12-14. Detrás de estas leyes hay una consciencia de que si vamos a beneficiarnos con los recursos de la tierra, debemos cuidar de ellos.
- En la Biblia un ambiente sano, productivo y cuidado es visto como una señal de la bendición de Dios. Pero la desobediencia a Dios puede llevar a un desastre ambiental. Observa, por ejemplo, las palabras de Oseas, el profeta, en Oseas 4.1-3, o las palabras de Moisés en Deuteronomio capítulo 28.
Esto sugiere que como cristianos debemos cuidar del medio ambiente que Dios nos ha dado - tanto a través de nuestro uso responsable de los recursos, como resistiendo la contaminación de nuestro ambiente o su destrucción por otras fuerzas, poderes o industrias.
Hazlo tú mismo:
- Lee el Salmo 8, particularmente los versículos 5-8. ¿Que sugiere esto acerca de nuestro control sobre y cuidado del mundo de Dios?

b. Cristianos en desacuerdo

Pregunta: ¿Por qué los cristianos no se ponen de acuerdo en cuanto a lo que significa la Biblia? ¿Qué puede ayudarnos cuando esto ocurre?
Aún con la ayuda de la Biblia los cristianos no siempre coinciden. A veces la Biblia misma parece ser la causa del desacuerdo. Un grupo de personas dice que significa una cosa, mientras otros grupos tienen opiniones diferentes. Es más, todos dicen ser guiados por el Espíritu Santo. ¿Cómo puede ocurrir esto?
Sólo una parte del todo
La verdad en la Biblia tiene muchos lados, y a veces los desacuerdos aparecen porque sólo se está captando un lado de la verdad.
La Biblia da diferentes perspectivas sobre muchos temas, así que cuando miras un versículo o un pasaje, fácilmente puedes ver un panorama incompleto. Mira Hazlo tú mismo para ver un ejemplo de esto.
Para completar el panorama necesitamos buscar otros pasajes. En algunas páginas de la Biblia hay referencias. Estas indican dónde hay otros pasajes del mismo tema. Una herramienta aún más útil es una concordancia que tiene una lista de todos los pasajes que contienen cierta palabra o tema en la Biblia.
Situaciones diferentes
Así como las situaciones que enfrentamos son diferentes, también la forma en que Dios espera que respondamos a ellas es diferente. Por ejemplo Pablo aconsejó a los corintios solteros que no se casaran; pero otros pasajes del Nuevo Testamento animan al matrimonio. Busca estas ideas en 1 Corintios 7.27-28, Juan 2.1-12, y Hebreos 13.4. Esto podría confundirnos, hasta que entendemos una posible razón - los corintios probablemente sufrían persecución mientras que los demás no. Pablo sabía que les sería difícil mantenerse firmes bajo persecución por el riesgo que esto impondría a la familia. Se dieron diferentes consejos porque las situaciones eran diferentes.
La Biblia nos cambia
Por otra parte puede haber desacuerdo entre cristianos aún cuando la Biblia parece clara, si un grupo no está dispuesto a ser guiado por la Biblia. Un escritor dijo, "Si no nos sentimos desafiados por la Biblia probablemente no la hemos comprendido". Puede ser incómodo que nuestro estilo de vida y nuestros pensamientos sean desafiados. Pero necesitamos mirar honestamente lo que Dios está diciendo y a nosotros mismos, en lugar de rechazar inmediatamente algo con lo cual no estamos de acuerdo.
El mensaje original
Hemos estado enfatizando que es importante ver lo que un pasaje bíblico significó para los lectores originales en su situación y después ver qué puede significar para nosotros hoy.
Somos privilegiados por poder comprender más que cualquier generación previa acerca de la Biblia, y de cuándo, cómo, y porqué fue escrita. El mensaje original puede ser más claro para nosotros que para los que vinieron antes. La Biblia no ha cambiado, pero nuestra capacidad de comprensión del mensaje original sí.
Puede ser preocupante ver a cristianos en desacuerdo, pero debemos recordar que la Biblia, en contraste con nuestras ideas y sentimientos, se mantiene totalmente constante -la misma de siglo en siglo. Continúa emitiendo sus señales constantes y confiables que no debemos pasar por alto.
Si no concordamos con otros es útil:
- Pedir a Dios que nos ayude a comprender lo que él quiere y que seamos abiertos y amemos a aquellos con quienes no concordamos.
- Intentar ver el asunto desde un punto de vista amplio, sin limitarnos a unos versículos o capítulos particulares de la Biblia.
Hazlo tú mismo:
Un ejemplo de cómo un pasaje de la Biblia equilibra a otro:
- Busca Hechos 28.7-10. ¿Qué dice acerca de la "sanidad"?
Busca 2 Corintios 12.7-10. ¿Porqué Pablo, a quien Dios usó para sanar a otros, no fue sanado por Dios?
Busca Santiago 5.14-16. ¿Cuál es el secreto de ser sanado, según los versículos 15 y 16?
- ¿Debemos esperar que Dios sane a las personas hoy? Tomados en conjunto, ¿qué crees que sugieren los pasajes anteriores?

c. ¿Quién escribió la Biblia?
Pregunta: ¿Quién escribió la Biblia? ¿Es palabra de Dios o palabra de hombre?
A cada uno de nosotros nos toca decidir, y el único modo de hacerlo es leyendo la Biblia nosotros mismos preguntando:
- ¿Qué dice la Biblia sobre sí misma?
- ¿Cómo tratan Jesús y las otras personas del Nuevo Testamento los escritos del Antiguo Testamento?
- ¿Qué encuentro en la Biblia? ¿Veo que por medio de la Biblia Dios me habla, o no hay diferencia entre ella y otros escritos humanos que he leído?
Para estimularte a pensar, aquí hay algunos comentarios para considerar:
- Gran parte de la Biblia viene de un tiempo en el cual todavía no se usaba mucho la escritura. Los relatos eran pasados de grupo a grupo oralmente. La gente los aprendía palabra por palabra, y la persona que finalmente anotaba los relatos era a menudo la última en una larga cadena de gente.
Los cristianos creen que el Espíritu de Dios estaba en control en cada etapa del proceso - guiando a los narradores iniciales, guiando a los escritores que los anotaron. El Espíritu de Dios también nos guía cuando leemos.
- Algunos de los autores de la Biblia afirman con seguridad que hablan de parte de Dios. Busca, por ejemplo, Ezequiel 3.11 o Amós 3.8. Aún cuando los autores no dicen que sus palabras vienen de Dios, generalmente están informando sobre sucesos por medio de los cuales Dios se revela a la gente.
- Cada uno de los autores usó su propio estilo literario. Si uno entiende las lenguas originales, puede ver que el Nuevo Testamento está escrito en el nivel de lenguaje de la calle, como el que hoy uno espera encontrar en un diario. Otros libros tienen un lenguaje más complicado, como un libro de texto.
- Es más, cada autor tienen un interés particular. Puedes ver esto si miras un relato que la Biblia narra más de una vez. Por ejemplo, cada uno de los evangelios narra la muerte y resurrección de Jesús.
A Juan, al escribir su relato, le importaba especialmente que sus lectores creyeran que Jesús realmente había muerto pero que hoy estaba vivo. Por eso incluye con gran detalle los sucesos de la muerte de Jesús y las ocasiones en las cuales Jesús fue visto por diferentes personas después de la resurrección.
A Marcos, por otra parte, le importaba más contar el relato de la vida de Jesús, y por lo tanto se ocupa de la muerte y resurrección de Jesús en forma mucho más breve que Juan. Ambos autores cuentan el mismo relato, pero lo hacen desde su punto de vista particular.

d. Palabras difíciles

Pregunta: ¿Qué hacemos cuando hay palabras o ideas que no comprendemos?
Eso no debe ocurrir mucho con las traducciones modernas, pero aún en ellas a veces encontrarás palabras que no son parte de tu vocabulario diario, o palabras con un significado especial.
- En los países del Medio Oriente en los tiempos de la Biblia había plantas, animales, piedras preciosas, etc., que no se ven comúnmente en la mayor parte de los países hoy en día.
Mira Génesis 30.14, por ejemplo. ¿Qué son mandrágoras? Encontrarás explicaciones de palabras extrañas como estas en una buena enciclopedia o manual bíblico.
- También hay palabras como fariseo, levita, pacto o Mesías, que tenían un significado particular en la vida religiosa hebrea. Nuevamente, busca en una enciclopedia o manual bíblico.
- Hay muchas palabras religiosas que usamos hoy que tienen una importancia especial en la Biblia. Palabras como gracia, sacrificio, o parábola. Si no encuentras una explicación, anótalas y pídele a tu pastor o a un líder de la iglesia que te las explique.
- Finalmente, nombres bíblicos como Eleazar (Números 6.16) o de lugar como Meribah (Exodo 17.1-7) pueden ser difíciles de pronunciar.
Un nombre en la Biblia generalmente describe algo de la persona o lugar. Meriba, por ejemplo, significa lugar de "quejas", porque fue allí que el pueblo de Israel discutió con Moisés acerca de si Dios estaba o no con ellos. Busca el relato en Exodo 17.1-7. Las notas al pie de algunas páginas del texto bíblico frecuentemente explican tales palabras.

e. Manteniendo la frescura
Pregunta: ¿Qué hacemos si nos aburre la Biblia?
Casi todos descubren que eso ocurre de vez en cuando, así que no te preocupes. Pero si esa es tu situación, aquí hay algunas cosas que puedes hacer.
Tómate un descanso
Es mucho más importante leer una vez cada pocos días y compenetrarte bien, que leer todos los días y nunca absorber nada.
Únete a un grupo
En un grupo pueden animarse mutuamente, compartir sus descubrimientos, y aprender de los otros que están leyendo la Biblia juntos. No necesitas ninguna habilidad especial - solo unos amigos con los cuales puedas charlar un pasaje y que puedan animarte.
Cambia tu método de lectura
Hay muchos libros que pueden ayudarte a leer la Biblia diariamente. Estos libros detallan un plan que - si lo cumples - te llevará por casi toda la Biblia. Las notas diarias te explican las palabras importantes y te ayudan a aplicar la Biblia a tu vida.
La Biblia también está disponible en cassette, y en algunas partes también en vídeo. Así que si te resulta demasiado trabajo leer la Biblia por el momento, aprovecha las opciones. Escucha partes de ella, mira otras.
Dedícale tiempo
En uno de sus relatos más conocidos, Jesús compara la palabra de Dios con una semilla (léelo tú mismo en Lucas 8.4-15).
Una semilla tarda en germinar. Puede estar en la tierra por meses - hasta años a veces - antes de crecer. Así puede ser con la Biblia.
Algo que no entiendes en el momento de leer - y que no puedes aplicar a tu situación - de repente cobra vida meses, aún años, más tarde. Por eso a veces lo mejor que se puede hacer cuando la Biblia parece inaccesible es continuar leyendo y escuchando, con la esperanza de que en el futuro Dios utilizará lo que leíste para hablarte directamente.
Nuestra meta principal como cristianos no es saber la Biblia sino conocer a Dios. Nuestra relación con Dios es siempre más importante que las palabras que leemos o las cosas que sabemos. Si te acercas a la Biblia buscando a Dios y pidiéndole que él se encuentre contigo, verás como tanta otra gente, que por medio de la Biblia Dios puede darte nueva vida.

Temas en la Biblia

En el Antiguo Testamento
a. La creación
b. El éxodo
c. El pacto
d. Los diez mandamientos
e. Adoración
En el Nuevo Testamento
a. Jesús
b. El reino de Dios
c. La iglesia cristiana
d. Explorando personajes
e. Nueva vida

En el Antiguo Testamento

a. La creación
Vista desde el espacio, la tierra puede parecer ínfima e insignificante. Pero en la Biblia es todo lo contrario. Desde sus primeras palabras la Biblia afirma que este planeta y la vida humana son importantes porque fueron hechas por Dios con un propósito.
Otros pueblos antiguos tenían sus relatos de creación. Pero en contraste con aquellos relatos en los cuales muchos dioses se pelean entre ellos, en el relato bíblico hay un solo Dios. Y aún más sorprendente, Dios crea a los seres humanos para que sean como él y para que sean responsables por su creación.
Algunas religiones creen que la creación misma es Dios, o que de algún modo es parte de Dios. La Biblia hace una clara distinción entre Dios y su creación. Será maravillosa, pero no es Dios. 1 Reyes 8.27 dice, "Ni los cielos te pueden contener..."
Entonces ¿qué nos revela el relato de la creación acerca de Dios?
- El mundo es asombroso - así que el Dios que lo creó debe ser mucho más grande de lo que nuestras mentes pueden llegar a imaginar. Busca lo que dice el salmo 8 al respecto.
- Lee Génesis 1.1-31. Aunque hoy en día somos conscientes de que este no es un relato para ser leído como un detallado libro científico, igualmente podemos ver en este relato el propósito de la creación que Dios realizó. Su climax, el sexto día, es cuando Dios crea a los seres humanos para que tengan una relación de amistad y confianza con él.
Hazlo tú mismo:
Algunos pasajes más para que explores:
- Dios es el Creador: Amós 4.13; Jeremías 10.12-16; Salmo 33.6-9; Job 38.
- La grandeza de Dios: Isaías 40.12-31; Romanos 11.33-36.

b. El Éxodo
Casi todos los países recuerdan grandes eventos de su historia como la muerte de un líder famoso; la fecha de su independencia; o alguna época dorada en que el país fue rico y próspero.
La gente de Israel también tenía su momento - el éxodo.
Exodo significa "salida". Luego de cientos de años de esclavitud en Egipto, Dios liberó a los israelitas y los llevó a un nuevo hogar, Canaán. Este hecho demostró a Israel que eran un pueblo especial; Dios tenía planes importantes para ellos. No es sorprendente ver que los autores del Antiguo Testamento recuerdan una y otra vez el éxodo.
Hasta fue incluido en su vida nacional como un festejo anual llamado la Fiesta de la Pascua.
¿Qué significó el éxodo para ellos? ¿Y qué puede significar para nosotros?
- Dios está en control. Aún los asuntos de una nación poderosa como Egipto estaban bajo la influencia de Dios. Observa como Moisés explica eso en Deuteronomio 4.34-35.
- Dios debe ser adorado. Mira las primeras instrucciones de Dios a Moisés en Exodo 3.7-17. El versículo 12 incluye la condición de que el pueblo de Israel debía adorarlo. Dios se ha acordado de ellos - ellos deben acordarse de Dios. Busca Deuteronomio 8.11-14 para ver uno de los muchos recordatorios de esto que le fueron dados al pueblo.
- Dios nos da a todos un ejemplo. Dios mostró preocupación por los que sufrían - el pueblo de Israel debe hacer lo mismo. Por eso las leyes que recibieron durante su viaje a Canaán incluían muchas que garantizaban los derechos de los esclavos y otra gente oprimida. Mira, por ejemplo, Exodo 22.21-24.
El éxodo es un relato poderoso. Para muchos individuos y comunidades que luchan por sobrevivir hoy, el éxodo es una inspiración. Muestra como Dios se preocupa por los que le aman. Dios puede liberarlos.
Hazlo tú mismo:
Otros pasajes para que explores:
- El relato del éxodo: Exodo capítulos 1-19, especialmente los capítulos 12,14 y 16.
- Otros autores recuerdan el éxodo: Josué 24.7-18; Salmo 105.23-45; 1 Samuel 12.6-8; Hebreos 11.27-29.
- La Fiesta de la Pascua: Deuteronomio 16.1-8.

c. El pacto

Como ya hemos visto hay una cantidad de hechos claves en el Antiguo Testamento que se presentan repetidamente. Si logramos familiarizarnos con algunos de ellos eso nos ayudará mucho para entender todo el Antiguo Testamento.
Dos eventos centrales son los pactos que Dios hizo con Abraham y con el pueblo de Israel.
Un pacto es simplemente un acuerdo o tratado entre dos personas o grupos. La idea aparece por primera vez en la Biblia cuando Dios hizo un pacto con Noé - búscalo en Génesis 9.8-17.
- El pacto posterior con Abraham marcó el nacimiento del pueblo de Israel, y con ello el comienzo del relato principal del Antiguo Testamento. Dios prometió a Abraham que sería el padre de una gran nación.
- Ciento de años más tarde Dios renovó ese pacto con el pueblo de Israel, los descendientes de Abraham, mientras acampaban al pie del Monte de Sinaí camino a su tierra prometida.
- Aún más tarde Dios hizo un acuerdo con el Rey David (ver 2 Samuel 7.8-16).
Muchos han comparado un pacto con un matrimonio. En un casamiento ambas personas hacen promesas a la otra. Y generalmente sus promesas se ven formalizadas en una ceremonia legal.
Los pactos del Antiguo Testamento tenían los mismos componentes. Dios hizo promesas. La gente también hizo promesas, aunque el pueblo de Israel muchas veces dejó de cumplir su parte del pacto. Busca Jeremías 11.1-17.
El nuevo pacto
Los pactos del Antiguo Testamento constituyen el trasfondo para el nuevo pacto de Jesús. Búscalo en Lucas 22.19-20. La muerte y resurrección de Jesús introdujeron un nuevo acuerdo entre Dios su pueblo. Mientras los pactos del Antiguo Testamento eran con un grupo pequeño - el pueblo de Israel - el pacto de Jesús era abierto a todas las personas que lo siguieran, incluyendo a cada uno de nosotros hoy. Busca esto en Hebreos 9.15.
Hazlo tú mismo:
Otros pasajes para que explores:
- Abraham: La promesa de Dios: Génesis 15.18-21; la responsabilidad de Abraham: Génesis 17.1-14.
- Israel: La promesa de Dios: Exodo 19.3-8; una ceremonia para sellar el pacto: Exodo 24.1-7.
- El nuevo pacto: Jeremías 31.31-34; Mateo 26.26-30; 2 Corintios 3.1-18.
- Varias leyes: Adoración: Exodo 23.14-19; Deuteronomio 12.1-7. Crimen: Exodo 21.12-14; 22.1-4. Cuidado de otros: Levítico 19.9-10. Vida familiar: Deuteronomio 25.5-10.
- Lo que Israel pensaba sobre la ley: Salmo 119; 2 Reyes 22.1-23.20.

d. Los diez mandamientos y la ley

Los mandamientos eran parte del pacto que Dios hizo con el pueblo de Israel en el Monte Sinaí. Dios prometió bendecir a todas las naciones a través de ellos, si ellos lo adoraban. Lee el relato de Exodo capítulos 19 y 20.
En el mundo antiguo, cuando un rey conquistaba otra nación, la parte más larga del documento del tratado era una sección que mencionaba lo que el rey esperaba de la nación. Ambas partes se quedaban con una copia del tratado. El pacto entre Dios e Israel tomó la misma forma. Lo que hoy conocemos como los Diez Mandamientos era la parte principal del tratado.
Los Diez Mandamientos recordaban a la gente que debían adorar solamente a Dios, y a ningún otro dios, persona o animal. También establecían reglas para la vida juntos.
Los israelitas guardaron las piedras grabadas con su copia del tratado en una caja elegantemente labrada y cubierta de oro, llamada el arca.
Esta caja llegó a ser el símbolo de la presencia y el poder de Dios. Busca Salmos 78.61 y 132.8.
La Ley
Así como los Diez Mandamientos, Dios dio muchas otras leyes detalladas para ayudar a Moisés y a los demás líderes a aplicarlas a sus situaciones específicas.
Estas leyes cubrían la adoración religiosa, las disputas públicas, la vida familiar, las ofensas criminales, y el cuidado de otros (ver Hazlo tú mismo).
Otras tribus antiguas tenían su ley, pero la ley israelita era diferente.
- En muchos códigos legales de otras tribus, casi ni se menciona a los dioses. La ley israelita, sin embargo, repite el nombre de Dios muchas veces. Lee por ejemplo, la lista de leyes de Levítico capítulo 19. Para los israelitas la ley entera estaba basada en lo que Dios quería.
- La ley israelita es más humana. Protege a los ciegos, los sordos, los huérfanos, las viudas, los extranjeros y los pobres. Todos tienen derechos, porque todos son parte de la creación de Dios. Mira nuevamente Levítico 19.33-34. Es fácil ver porqué los israelitas consideraban a la Ley como una de las cosas más especiales que Dios les había dado.

e. Adoración

Parte del pacto de Israel con Dios era la promesa de adorarlo. Aunque alguna de la adoración en la Biblia es muy diferente a la nuestra, sus costumbres igualmente nos indican cómo debe ser nuestra adoración.
- Fiestas. Para el pueblo de Israel la adoración semanal se centraba en el Sábado - su equivalente al domingo cristiano, un día para adorar a Dios y descansar del trabajo. El año también incluía varias fiestas anuales. La Pascua recordaba cómo Dios los había liberado de la esclavitud en Egipto (el éxodo). El Pentecostés era una fiesta de la cosecha. La Fiesta de las Enramadas alababa a Dios por proveer para sus antecesores en su camino a la tierra prometida. Busca Deuteronomio 16.1-17.
Podemos ver que la base de la adoración es el agradecimiento a Dios por quién es él, y por lo que ha hecho por nosotros.
- Sacrificios y ofrendas. Los adoradores traían un animal, un pájaro, o algunos cultivos a Dios. Había muchas reglas en cuanto a cómo sacrificar. Ver, por ejemplo, Levítico capítulos 1-7.
Las ofrendas, entre otras cosas, mostraban que los dadores estaban arrepentidos de sus pecados y que pedían perdón a Dios.
Busca las palabras duras de Isaías acerca de los sacrificios y las ofrendas en Isaías 1.10-20.
Podemos ver en tal advertencia que una ofrenda a Dios, o la adoración de cualquier tipo, solo vale algo si realmente nos entregamos a través de lo que hacemos y decimos.
- Los Salmos. Estos eran los himnos del pueblo judío. Algunos están llenos de alegría y adoración. Otros, de sufrimiento y desesperación. Busca dos ejemplos contrastantes. El salmo 103.1-5 y el salmo 102.1-8.
Los salmos nos ayudan a darnos cuenta que podemos traer nuestros sentimientos a Dios en nuestra adoración - sean buenos o malos.
- El Templo. El Rey Salomón construyó un majestuoso templo en Jerusalén y colocó allí el arca. Se hizo el centro nacional de la adoración religiosa. Pero en el 587 o 586 a.C. este templo fue destruido y el pueblo de Israel fue llevado en exilio a Babilonia. Allí aprendieron una nueva forma de adoración. Busca Ezequiel 11.14-16.
Aunque ansiaban regresar a Jerusalén, llegaron a ver que Dios estaba con ellos en Babilonia y que podía ser adorado dondequiera que estuvieran, no solamente en Jerusalén.
Nosotros vemos que aunque el edificio tiene su valor, Dios esta más interesado en la gente en su interior. Esto nos prepara para una idea importante del Nuevo Testamento: que Dios está con los cristianos dondequiera que lo adoren. Busca, por ejemplo, Mateo 18.19-20.
Hazlo tú mismo:
Otros pasajes para que explores:
- Fiestas: El Sábado: Exodo 20.8-11; otras fiestas: Levítico 23.1-44.
- Sacrificios: Proverbios 15.8; 21.3; 21.27.
- Salmos: De alabanza: Salmo 150; de confesión: Salmo 51.
- El Templo: 1 Reyes 8.1-21; Esdras 3.1-13

En el Nuevo Testamento
a. Jesús
No hay duda de que Jesús existió. No solo la Biblia, sino también algunos de los más confiables historiadores del primer y segundo siglo, por ejemplo Tácito (que vivió 58-116 DC) y Suetonio (75-140 DC) mencionan a Jesús como una figura histórica real que vivió y predicó en Palestina allí por el año 30 DC.
Esto dijo Josefo, el más grande historiador judío, poco después de la muerte de Jesús:
"Por este tiempo había un hombre sabio llamado Jesús. Su conducta era buena y se lo conocía como virtuoso. Y muchas personas de entre los judíos y de las otras naciones se hicieron sus discípulos. Pilato lo condenó a ser crucificado y morir.
"Y aquellos que se habían hecho sus discípulos no abandonaron su discipulado. Informaron que él se les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo".
Pero a pesar de estas otras citas, las fuentes principales de información sobre Jesús son los cuatro evangelios, al comienzo del Nuevo Testamento
¿Qué dicen los evangelios acerca de Jesús?
Una forma de responder a esta pregunta es mirar los nombres que se usan para describir a Jesús.
- Salvador. "Jesús" realmente significa salvador. José lo llamó Jesús porque Dios dijo, "...él salvará a su pueblo de sus pecados". Búscalo en Mateo 1.21 y Lucas 2.11.
- Maestro. Jesús frecuentemente es llamado Maestro o Rabí - que significa "mi maestro".
Busca Mateo 7.28-29. Una de las diferencias entre Jesús y los otros líderes religiosos es que él enseñaba con autoridad.
- Hijo del Hombre. De acuerdo con los evangelios, este es el nombre que más uso Jesús para sí mismo. Busca, por ejemplo, Lucas 12.8-9.
En el Antiguo Testamento este término tiene muchos niveles de significado. Puede significar un hombre común, o alguien elegido para hablar el mensaje de Dios, o una figura sobrenatural que viene en las nubes al final de los tiempos.
- La Palabra. El evangelio de Juan dice que Jesús es la Palabra. Esta es una de las afirmaciones más atrevidas de los evangelios. Significa que por ser quien era y por hacer lo que hacía, Jesús nos muestra cómo es Dios - busca Juan 1.14-18.
- Mesías. Esto significa lo mismo que Cristo - "el ungido". Era el nombre de los judíos para el gran líder espiritual y político que esperaban que Dios enviara.
Busca Mateo 16.13-20. Vemos allí como reacciona Jesús cuando la gente lo llama el Mesías.
- Hijo de Dios. Busca Marcos 1.1. Marcos comienza su evangelio anunciando que Jesús es el Hijo de Dios.
- Jesús también llamó a Dios "padre". La palabra que utilizó era Abba - cuya mejor traducción es "Papito". Su relación con Dios era tan cercana como la que existe entre un padre o una madre y un niño pequeño. Sugiere que la nuestra también puede ser así.
- Señor. Esta es la palabra que los cristianos griegos usaban para Dios. Luego de la muerte y resurrección de Jesús, comenzó a ser el término más usado para describirlo. Busca Juan 20.28. Jesús acepta el título cuando Tomás lo llama "Señor".
Son muy pocas las personas que han fundado movimientos que cambiaron el mundo, y casi todas pasaron toda una vida enseñando, escribiendo, o reclutando, antes de morir. Confucio murió en el 479 a.C., a los 72 años; Gautama Budha murió en el 483 a.C., a los 80 años; Mahoma murió en el 632 DC, de 62 años; Karl Marx murió en el 1883 DC, de 64 años.
Jesús pasó solamente tres años enseñando antes de morir, a los 33 años. Murió como criminal, con unos pocos cientos de seguidores. Pero trescientos años más tarde la fe en Jesús había tomado por asalto el Imperio Romano. Hoy el Cristianismo es la religión más grande del mundo. Jesús sobresale de la historia como la figura más importante de todos los tiempos. Así que cuando leas los evangelios, pregúntate, "¿Qué hace que Jesús sea tan especial?"
Hazlo tú mismo:
Algunos manuales y enciclopedias bíblicas tienen listas de los milagros y las parábolas de Jesús, y citas de algunos de los nombres de Jesús mencionados en esta sección.
Otros pasajes para que explores:
- Jesús explica su misión: Lucas 4.16-30.
- Jesús sana a la gente: Lucas 5.12-26.
- Jesús choca con los líderes religiosos: Lucas 6.1-5; Lucas 7.36-50.
- Muerte y resurrección de Jesús: Lucas 23.13-24.53; Hechos 2.22-36.

b. El reino de Dios

En los primeros tres evangelios uno de los temas principales de la enseñanza de Jesús es el Reino de Dios, o, como lo llama Mateo, el Reino de los cielos.
¿Qué quería decir?
La frase sería bien conocida entre los oyentes de Jesús. Les recordaría dos cosas:
- Los judíos esperaban que cuando el Reino viniera Dios liberaría a su nación del control de los poderes extranjeros. En ese tiempo estaban bajo ocupación romana.
- También creían que Dios finalmente tomaría control de todo el universo, destruyendo el mal.
Jesús agrega un tercer significado -- el Reino de Dios es el reinado de Dios en la vida de cada creyente. No podemos tener un reino sin un rey. Diríamos, entonces, que Dios es nuestro rey, presidente, primer ministro, soberano, y jefe, todo a la vez. Nuestra lealtad a Dios debe ser más grande que toda otra lealtad - ya sea a nuestro país, a otras personas, o a nuestra iglesia.
¿Quién está en el Reino de Dios?
Las primeras palabras de Jesús en el evangelio de Marcos son:
"'Ha llegado el tiempo, y el reino de Dios está cerca. Cambien de actitud, y crean en el mensaje de salvación'".
(Marcos 1.15). El Reino pertenece a los que dicen no al pecado -a todo lo que es malo en ellos y en este mundo - y creen en las buenas noticias anunciadas por Jesús.
Hazlo tú mismo:
Jesús contó muchas parábolas que comenzaban: "El reino de los cielos es como...". Jesús mismo dijo que estas parábolas eran difíciles de comprender. Pero sugieren cosas sobre el Reino.
Algunos pasajes sobre el Reino para que explores:
- Vale la pena dar tu vida, tu dinero y todas tus posesiones para ser parte del Reino - busca Mateo 13.44-46.
- Aunque no siempre puedes ver a Dios actuando, él está allí, ejerciendo influencia sobre el mundo - busca Mateo 13.33.
- Cualquiera puede ser parte del Reino mientras acepte el reinado de Dios en su vida - busca Mateo 22.1-14.
- Busca otras parábolas del Reino: Mateo 13.24-33; 18.21-35; 20.1-16. ¿Qué te sugieren acerca del Reino?

c. La iglesia cristiana

Algunas personas dicen, "Me gusta Jesús, pero no soporto a la iglesia". La iglesia no siempre ha sido la mejor propaganda para el cristianismo. Al comienzo, sin embargo, lo fue sin lugar a dudas. Y hoy puede serlo también.
En el Nuevo Testamento la iglesia era atractiva. Desde el primer día, el día de Pentecostés, cuando 3000 personas nuevas se unieron a la iglesia (puedes leer acerca de ese día en Hechos 2.1-47), continuó creciendo. ¿Cómo dice el Nuevo Testamento que eran los grupos de cristianos en esos primeros tiempos?
- Eran una comunidad íntima. No siempre estaban de acuerdo los unos con los otros - hay bastante evidencia de discusiones - pero compartían sus posesiones, se reunían a menudo para adorar, y aprendieron a confiar el uno en el otro. Busca Hechos 4.32-37.
- Estaban seguros. Jesús mismo les había dado instrucciones de esperar en Jerusalén el don del Espíritu Santo y luego de ir a predicar a todas las naciones - ver Lucas 24.45-49. Cuando vino el Espíritu Santo, salieron a predicar con seguridad.
- Eran pertinentes. La gente a su alrededor necesitaba más que solo palabras. La gente enferma necesitaba ser sanada. La gente pobre necesitaba ayuda. Los líderes de la iglesia continuaron la misión de Jesús de ayudar a los enfermos y a los que sufrían. Busca, por ejemplo, Hechos 3.1-10.
- Enfrentaron oposición. Aunque era popular entre algunos, como Jesús mismo, la joven iglesia se vio criticada y a veces atacada por otros. Verás muchas referencias a ello en el Nuevo Testamento - ver Hazlo tú mismo. Cartas como 1 Pedro fueron escritas a iglesias que enfrentaban violencia e intimidación. Pero la oposición era inevitable, se dieron cuenta, si daban la cara por Dios.
También sabían que aprendían más a través de los tiempos difíciles que en los fáciles. El efecto de la oposición era como el proceso de refinación del metal - consumía lo que no tenía valor, y dejaba sólo lo puro y valioso - ver 1 Pedro 1.6-9.
Hazlo tú mismo:
Otros pasajes para que explores:
- La iglesia es... como un cuerpo: 1 Corintios 12.12-26; ...como un edificio: Efesios 2.19-22.
- La iglesia está segura: Romanos 1.16-17.
- La iglesia enfrenta oposición: Hechos 12.1-5; Hechos 16.16-40; 1 Pedro 1.6-7.

d. Explorando personajes

La Biblia está llena de gente fascinante - alguna buena, alguna mala, ¡alguna ambas cosas! Por eso una manera muy popular de leer la Biblia es explorando esos personajes.
A veces los vemos en su mejor estado - fieles a Dios y agradándole. En otras oportunidades los vemos haciendo un lío de todo - se olvidan de Dios. Él los trae de vuelta.
Cómo estudiar un personaje
Paso 1 - Elige tu personaje.
Elige un personaje que te interesa por alguna razón. Puede ser que también necesites pensar en cuántas veces aparece ese personaje, ya que uno como Simón Pedro que se menciona cientos de veces en la Biblia obviamente será más difícil que Caleb que sólo aparece en tres capítulos.
Paso 2 - Selecciona algunos pasajes bíblicos en los cuales aparecen.
Puedes buscarlos en una concordancia.
Pide al Espíritu de Dios que te ayuda a aprender de su ejemplo. Luego lee cuidadosamente los pasajes.
Paso 3 - Anota tu propia descripción del personaje y un resumen de las partes del relato que leíste.
Paso 4 - Haz una lista de cualidades. Mira nuevamente los pasajes. ¿Por qué cosas se los alaba? ¿Tienen cualidades especiales?
Paso 5 - Haz una lista de debilidades. ¿Hicieron algo por lo cual se les critica? ¿Qué debilidades tenían?
Paso 6 - Resume lo que sientes que aprendiste de su relato. Frecuentemente aprendemos tanto de los errores que cometen otros como de sus virtudes.
¿Puedes pensar en situaciones en las cuales tú mostraste las mismas virtudes o debilidades?
¿Qué querrá decirte Dios en esas situaciones?
¿Cómo se relaciona eso con lo que aprendes en otras partes de la Biblia?
Ejemplo 1: un personaje del Antiguo Testamento
1 Nombre: Caleb
Hay varias personas en el Antiguo Testamento que se llaman Caleb. Este es el que aparece en el relato de Josué.
2 Pasajes bíblicos
Números 13.1-14.45.
3 Descripción
Uno de los espías enviados por Moisés para espiar la tierra hacia la cual se dirigía el pueblo de Israel, después de su éxodo de Egipto. El y Josué fueron los únicos espías que tuvieron el valor de creer que Dios les daría la victoria.
4 Cualidades
Decir la verdad; su valor; su actitud de fe; su fidelidad a Dios.
5 Debilidades
Los pasajes no sugieren ninguna.
6 Aprendo que
Debo tener fe que Dios hará lo que él ha prometido, a pesar de que los obstáculos parezcan enormes.
Ejemplo 2: un personaje del Nuevo Testamento
1 Nombre: Simón Pedro
2 Pasajes bíblicos
Marcos 1.14-20; 8.27-33; 14.27-31, 66-72; 16.1-8; Juan 21.15-19; Hechos 2.14-42.
3 Descripción
Pescador. Uno de los primeros discípulos y más íntimos amigos de Jesús. Aunque defraudó a Jesús, luego llegó a ser un gran líder de la iglesia.
4 Cualidades
Comprendió que Jesús era el Mesías (Marcos 8.27-30); buen orador (Hechos 2.14-42).
5 Debilidades
Negó a Jesús en el último momento (Marcos 14.66-72); impulsivo (Marcos 8.31-33).
6 Aprendo que
Jesús quiere que seamos fieles; pero si lo defraudamos él siempre está dispuesto a darnos una nueva oportunidad.

e. Nueva vida

El Nuevo Testamento se refiere a la nueva vida como la experiencia de convertirse en seguidor de Jesús. A los primeros cristianos todo les parecía nuevo.
- Un nuevo nacimiento. Busca Juan 3.1-21. Jesús explica a un importante líder judío cómo la vida de alguien puede tener un nuevo comienzo. Para los primeros cristianos este era uno de los mejores descubrimientos de todos. Podían dejar atrás sus pecados y fracasos pasados. Eran completamente nuevos. Era como nacer de nuevo.
- Nuevas creencias. Se daban cuenta que la antigua Ley judía con sus 248 leyes para obedecer y 365 cosas que evitar, no era el mejor camino a Dios. Nadie podía nunca satisfacer sus demandas. En cambio, eran la vida, muerte y resurrección de Jesús las que hacían posible que los cristianos fueran aceptados por Dios. Búscalo en Romanos 8.1-4.
- Nuevos valores. Busca Mateo 5.17-6.34 donde Jesús enseña a sus seguidores que el amor y el perdón hacia los otros son la nueva base para nuestras actitudes y acciones.
- Un nuevo ayudante. Aunque Jesús no estaba con ellos físicamente, Dios no los había abandonado. Había enviado al Espíritu Santo para ser su amigo y ayudante - puedes buscar esto en Juan 14.15-17. Aprendieron a confiar en el Espíritu Santo como guía en todo.
Hoy en día fácilmente podemos olvidar lo nuevo que era todo para los primeros cristianos - lo entusiasmados que estaban de compartir su nueva vida con todos los que los rodeaban.
La única manera de comprender realmente es compartir su experiencia. Nosotros podemos pedir que el Espíritu Santo nos de nueva vida. Nosotros podemos pedir a Jesús que limpie nuestros pecados y fracasos pasados - que nos llene de la fe y la confianza que vemos en los primeros cristianos. Dios ofrece vida nueva a todos los que le aman y le dan el primer lugar en sus vidas.
Hazlo tú mismo:
Algunos pasajes más para que explores:
- Nuevo nacimiento: Tito 3.4-8.
- Nueva vida: 2 Corintios 3.4-6; 2 Corintios 5.16-17; Efesios 4.17-32.
- El trabajo del Espíritu de Dios: Gálatas 5.16-26; Romanos 8.1-17; 1 Corintios 12.1-11.

Recursos para el estudio:
a. Plan de lectura del Evangelio de Marcos
b. Plan de lectura de la Biblia
c. Notas al pie y títulos
d. Estudio de personajes

a. Plan de lectura de la Biblia del Evangelio de Marcos
Una buena manera de comenzar a leer la Biblia es leyendo el evangelio de Marcos.
La lista siguiente lo divide en una serie de lecturas. Si lees una por día, habrás leído todo Marcos en unas cinco semanas.
La versión de Marcos de la vida de Jesús no comienza con su nacimiento. Comienza más bien con el bautismo de Jesús por parte de Juan el Bautista. A Marcos le interesan principalmente las cosas que hizo Jesús en los tres primeros años de su vida pública.
Cómo leer el evangelio de Marcos
- Antes de comenzar estas lecturas mira la introducción del evangelio de Marcos en un buen manual o enciclopedia bíblica.
- Sigue estos pasajes en orden, marcándolos cuando los hayas leído.
- Lee más de uno a la vez si quieres. Antes de cada lectura puedes pedir a Dios que te ayude a entenderlo, y después de cada lectura pregúntate: "¿Qué he aprendido en este pasaje acerca de Jesús?".
DIA 1 __ Marcos 1.1-20
DIA 2 __ Marcos 1.21-45
DIA 3 __ Marcos 2.1-17
DIA 4 __ Marcos 2.18-3.6
DIA 5 __ Marcos 3.7-35
DIA 6 __ Marcos 4.1-20
DIA 7 __ Marcos 4.21-41
DIA 8 __ Marcos 5.1-20
DIA 9 __ Marcos 5.21-43
DIA 10 __ Marcos 6.1-13
DIA 11 __ Marcos 6.14-29
DIA 12 __ Marcos 6.30-56
DIA 13 __ Marcos 7.1-23
DIA 14 __ Marcos 7.24-37
DIA 15 __ Marcos 8.1-26
DIA 16 __ Marcos 8.27-9.1
DIA 17 __ Marcos 9.2-13
DIA 18 __ Marcos 9.14-29
DIA 19 __ Marcos 9.30-50
DIA 20 __ Marcos 10.1-16
DIA 21 __ Marcos 10.17-31
DIA 22 __ Marcos 10.32-52
DIA 23 __ Marcos 11.1-19
DIA 24 __ Marcos 11.20-33
DIA 25 __ Marcos 12.1-17
DIA 26 __ Marcos 12.18-34
DIA 27 __ Marcos 12.35-13.2
DIA 28 __ Marcos 13.3-23
DIA 29 __ Marcos 13.24-37
DIA 30 __ Marcos 14.1-11
DIA 31 __ Marcos 14.12-31
DIA 32 __ Marcos 14.32-52
DIA 33 __ Marcos 14.53-72
DIA 34 __ Marcos 15.1-20
DIA 35 __ Marcos 15.21-47
DIA 36 __ Marcos 16.1-20

b. Plan de lectura de la Biblia

Casi todos necesitamos una guía que nos ayude a recorrer la Biblia. El plan de lectura de la Biblia puede ser tu guía. El propósito de un plan de lectura bíblica es unir los pasajes que tratan de una misma persona, idea o tema.
Este plan particular se centra en lo que la Biblia dice acerca de:
- Dios
- Jesús
- El Espíritu de Dios
- La Escritura
- La Iglesia
- Nosotros
- Nuestros valores
Si lees un pasaje por día te llevará en un viaje de un año, visitando todos los libros de la Biblia.
Cómo usar este plan
- Comienza en cualquier momento del año. ¡Comienza hoy!
- Toma las secciones en cualquier orden, pero dentro de una sección toma las lecturas en el orden dado. Tendrán más sentido de ese modo.
- Marca las lecturas que vas completando.
- Algunas lecturas tienen asterisco. Por ejemplo, __ *Génesis 6.1-8
Esta es una lectura particularmente importante porque resume el tema. Así que aún si no puedes leer todas las lecturas bajo un título, asegúrate de leer la del asterisco.
Los siguientes pasos pueden ayudarte a aprovechar al máximo cada lectura:
- Si el pasaje que estás leyendo es de un libro que nunca habías leído hasta ahora, lee la introducción del libro en un buen manual o enciclopedia bíblica.
- Pide a Dios que te ayude a comprender lo que lees.
- Lee el pasaje dos veces -una vez rápidamente, para ver el panorama general - la segunda vez más lentamente, para descubrir lo que el pasaje tiene para enseñarte.
Lectura de la Biblia
DIOS
Dios creó el mundo y lo controla.
Dios da leyes acerca de cómo vivir en este mundo.
Dios es un juez justo y misericordioso.
La gente ha sido pecadora desde el comienzo.
Dios libera a su pueblo de la opresión.
Dios provee para su gente.
JESÚS
Jesús es Dios y hombre a la vez.
Jesús provee el lazo entre nosotros y Dios.
Jesús en acción.
Jesús desafió a la gente.
Jesús y el Reino de Dios.
Jesús regresará.
EL ESPÍRITU DE DIOS
El Espíritu de Dios en el Antiguo Testamento
El Espíritu de Dios en el Nuevo Testamento
Los dones del Espíritu
Las promesas de Dios y las respuestas de las personas
Lo que esperaban los judíos
LA ESCRITURA
El valor de estudiar la palabra de Dios
LA IGLESIA
La iglesia es el cuerpo de Cristo.
La iglesia comparte las buenas noticias de Jesús.
Los cristianos se apoyan mutuamente.
Los líderes deben ser competentes.
'Sí' y 'No' para los miembros de la iglesia.
La iglesia lleva las buenas noticias a todas las naciones.
CRISTIANOS - LO QUE DIOS ESPERA DE NOSOTROS
Fe
Amor
Obediencia
Una vida santa
Arrepentimiento
Compromiso total
Oración
Sabiduría
Adoración
Autoridad
Tentación
NUESTROS VALORES- DIOS LOS DA VUELTA
Riqueza
Paz
Perdón
Libertad
Persecución

c. Notas al pie y títulos

En casi todos los pasajes de la Biblia encontrarás notas al pie y otras ayudas. No todos comprenden su utilidad, así que a continuación exploramos cómo usar los títulos, notas al pie y referencias.
Títulos de sección
La Biblia está dividida en secciones. Para ayudarnos a encontrar los pasajes, cada sección tiene un título que resume su contenido.
Notas al pie
En la parte inferior de muchas páginas hay útiles notas al pie. Hay tres tipos de nota al pie:
- Explicaciones. Estas explican palabras que pueden haber tenido significados diferentes para los lectores originales, o que no han sido traducidos del texto original.
- Traducciones alternativas. A veces los manuscritos de la Biblia en los idiomas originales no son del todo claros, o hay palabras diferentes en diferentes manuscritos. Este segundo tipo de nota al pie indica maneras alternativas de comprender una frase u oración. Estas pueden ayudar a descifrar el significado de un pasaje difícil.
- Referencias. Estas nos muestran donde encontrar pasajes del Antiguo Testamento mencionados en el Nuevo Testamento. Hay ocasiones en que un conocimiento del trasfondo del Antiguo Testamento puede ayudarnos a comprender mejor el Nuevo Testamento.

d. Estudio de personajes

Presentamos un método para estudiar personajes del Antiguo y el Nuevo Testamento.
- Sigue los seis pasos:
Nombre
Pasajes
Descripción
Cualidades
Debilidades
Aprendo que
- Mira los ejemplos para ver cómo pueden usarse esos pasos.
- Anota tus conclusiones.
Personajes del Antiguo Testamento
Abraham - el antecesor de todos los israelitas (Génesis capítulos 12-25.11).
Daniel - un joven brillante que se resistió a todos los intentos de hacerle abandonar su fe en Dios (Daniel capítulos 1-6).
Deborah - una juez en Israel, y una profetiza (Jueces 4.1-24).
Elías - uno de los primeros profetas de Israel (1 Reyes capítulo 17-2 Reyes capítulo 2).
Esdras - un sacerdote que dirigió a un equipo en la reconstrucción del templo destruido en Jerusalén (Esdras capítulos 3-8).
Oseas - un profeta que habló del amor de Dios por su pueblo (Oseas capítulos 1-14).
Moisés - que dirigió a los israelitas en su huida de la esclavitud en Egipto (Exodo capítulos 2-40).
Naamán - un general del ejército sirio a quien Dios sanó de lepra (2 Reyes capítulo 5).
Rut - una antecesora de Jesús. Una mujer cuya fidelidad a Dios fue recompensada (Rut capítulos 1-4).

Ejemplo
1. Nombre: David
2. Pasajes bíblicos
1 Samuel 16.1-20.42; 23.1-13; 27.5-12; 2 Samuel 2.1-7; 6.1-7.29; 11.1-12.31.
3. Descripción
El más grande rey que jamás tuvo Israel. Se le atribuyen muchos salmos. Ganó grandes victorias militares e hizo de Israel una nación famosa, pero a la vez una nación que ponía a Dios por encima de todo.
4. Cualidades
Obediente a Dios (1 Samuel 23.9-12); valentía (1 Samuel 17); misericordioso al dejar vivir a Saúl (1 Samuel 24); humilde y agradecido (2 Samuel 7.18-29).
5. Debilidades
A veces era engañoso y violento (1 Samuel 27); celos sexuales (2 Samuel 11).
6. Aprendo que
Aún los grandes líderes tienen sus faltas. Pero todo lo que tenemos, nuestras destrezas, habilidades, y posesiones, son para ser usadas en el servicio de Dios.

Personajes del Nuevo Testamento
Pablo - el líder de la iglesia del Nuevo Testamento. Antes de su conversión estaba violentamente en contra de Jesús. Aparece en Hechos 7-28.
María Magdalena - una mujer con problemas que se hizo seguidora de Jesús (Lucas 8.1-2; Juan 20.1-18).
Zaqueo - un odiado colector de impuestos del gobierno que cambió completamente cuando se encontró con Jesús (Lucas capítulo 19.1-9).
Un joven rico - que descubrió que seguir a Dios implicaba más que solo obedecer ciertas reglas (Marcos capítulo 10.17-31).
Esteban - uno de los líderes de la iglesia. Murió por su fe (Hechos capítulos 6-8.1).
Ananías y Safira - que terminaron mal cuando engañaron a la iglesia (Hechos capítulo 5).
Una mujer samaritana - Jesús se encontró con esta mujer en un pueblo que estaba visitando. Ella creyó que él era el Mesías (Juan capítulo 4).
Juan el Bautista - un gran profeta que preparó el camino para el comienzo del ministerio de Jesús (Marcos capítulos 1,2 y 6).
Marta y María - dos hermanas amigas de Jesús (Lucas capítulo 10.38-41).
María, la madre de Jesús - un ejemplo para todos los cristianos de lo que implica estar dispuestos a hacer la voluntad de Dios (Lucas capítulos 1 y 2).

Ejemplo
1. Nombre: una viuda pobre - no se da el nombre.
2. Pasaje bíblico
Marcos 12.41-44
3. Descripción
Una mujer pobre. Solo aparece de pasada, pero Jesús la alaba grandemente por la manera en que da casi todo su dinero a Dios.
4. Cualidades
Dio a Dios todo lo que tenía.
5. Debilidades
No se menciona ninguna.
6. Aprendo que
Aún la cosa más insignificante que doy a Dios - si la doy en el espíritu correcto - le agrada mucho.
Anotar pasajes que te ayudan o sobre los cuales tienes dudas.

-AUTORÍA LUMINARES-

 

<< home


Mensajes

De corazon a corazon¿Que es lo más importante de nuestras vidas?

El libro más asombroso
Experimente el poder del cambio
La confianza que no defrauda
Todos los testimonios

lecciones cristianas

 

info@luminares.com.ar